Guyana: ¿y ahora qué? (la Guayana Esequiba)

Fecha de Publicación: 27 de Marzo de 2012

Guyana: ¿y ahora qué? (la Guayana Esequiba)

Tomado de:

http://www.eluniversal.com/opinion/120327/guyana-y-ahora-que

 

SADIO GARAVINI DI TURNO |  EL UNIVERSAL

Martes 27 de marzo de 2012  03:20 PM

El 9 de marzo del 2012 el gobierno nacional finalmente respondió al clamor de la opinión pública venezolana, expresado en forma reiterada durante varios meses, y cumple con su deber de defender los derechos venezolanos en relación al territorio Esequibo y a la fachada atlántica del Delta del Orinoco.

 

 En una nota diplomática dirigida al Secretario General de la ONU, quien la transmitió a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, Venezuela objeta la solicitud de Guyana de ampliar su plataforma continental de 200 a 350 millas náuticas, sin consultar ni delimitar con Venezuela. En la solicitud Guyana había alegado además que no había ninguna disputa territorial pendiente en el área en referencia.

 

Venezuela debería también enviar una nota similar a Guyana, con copia a todos los países vecinos, en la cual Venezuela hace formal reserva de todos los derechos que le corresponden respecto de la zona marítima exclusiva y la plataforma continental, correspondiente a la costa de la zona en reclamación y de la costa del Delta del Orinoco.

 

Guyana lamentó la nota de Venezuela y reiteró que no había ninguna disputa territorial en el área, desconociendo así el Acuerdo de Ginebra de 1966, marco jurídico de nuestra reclamación sobre el territorio esequibo.

 

En el Acuerdo de Ginebra, se afirma que hay buscar soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia, surgida como consecuencia de la contención venezolana de que el Laudo Arbitral de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y Guyana es nulo e írrito.

 

 Guyana sostiene que el objeto del Acuerdo es establecer la validez de la contención venezolana de que el Laudo es nulo. Se trataría, por tanto de una disputa esencialmente jurídica. Venezuela, por su parte, afirma que no tiene sentido proponer una solución práctica y mutuamente satisfactoria a una controversia estrictamente jurídica.

 

 De ser jurídico su mandato, las partes se encontrarían en la insostenible posición de ser juez y parte. Negociar la validez o nulidad de un Laudo entre dos partes es inconcebible. La razón jurídica no es negociable: se tiene o no se tiene. Y difícilmente se confiaría a negociadores diplomáticos la función de adjudicar derechos. Por lo tanto, para Venezuela el Acuerdo pone de lado el fraudulento Laudo de 1899 y su objeto es el arreglo práctico de la controversia, satisfactorio y aceptable para ambas partes.

 

Efectivamente si, como lo plantea la posición guyanesa, la controversia se limita a establecer la validez o nulidad del Laudo, a primera vista, no se entendería la razón por la cual Guyana aceptó firmar el Acuerdo de Ginebra. Simplemente, se debería haber ido a la Corte Internacional de La Haya.

Es indudable que, jurídicamente, para Guyana, el acuerdo de Ginebra es innecesario y deletéreo. Cheddi Jagan, el ya desaparecido ex presidente de la República y líder fundador del Partido Progresista del Pueblo (PPP), actualmente en el Gobierno, como jefe de la entonces oposición guyanesa, se opuso a la firma del Acuerdo de Ginebra y, en su obra "The West on Trial", escribe al respecto: "El gobierno de coalición PNC-UF firmó conjuntamente con los gobiernos venezolano y británico el Acuerdo de Ginebra...y creó una Comisión Mixta (Guyana-Venezuela).

 

Así se concedió reconocimiento a la espuria reclamación territorial venezolana y lo que era un caso cerrado desde 1899 fue reabierto." Es interesante destacar que estas palabras del líder fundador del actual partido de gobierno guyanés admiten claramente que, con la firma del Acuerdo de Ginebra, Guyana concede reconocimiento a la reclamación venezolana y acepta reabrir el caso que, supuestamente, había sido cerrado con el Laudo de 1899.

 

Dado que, en el Reglamento de la Comisión de Límites, se establece que no se puede presentar una solicitud de ampliación de la plataforma continental, si hay una disputa territorial en el área correspondiente y dado el interés de Guyana en ampliar su plataforma, una Cancillería eficiente debería aprovechar esta coyuntura para reactivar la negociación con Guyana que, en el pasado y sin admitirlo públicamente, ha estado dispuesta a analizar posibles soluciones prácticas a la controversia.

 

De esa forma ambos países podríamos sin problemas, ampliar y delimitar nuestras respectivas plataformas continentales y cerrar definitivamente la herida histórica que nos separa.

 

GALERÍA DE FOTOS

Publicar Comentarios

Los comentarios que aparecen en este sitio web son responsabilidad de sus autores y no de Guayana Esequiba.

Nombre:
(*)
Email:
(*)
Comentario:

* Escribe los caracteres exactamente como los ves en la imagen.


Guayana Esequiba.org(c) 2010 - Todos los Derechos Reservados.
Contáctenos